Machagai tendrá un “banco rojo” para la reflexión de la violencia de género

282

La editorial de María Laura Cerdeira -25 DE NOVIEMBRE Y UN AÑO PARTICULAR

Todos los 25 de Noviembre se conmemora el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer, en honor a Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, tres hermanas dominicanas asesinadas y cuyos cuerpos aparecieron destrozados al noreste de República Dominicana el 25 de noviembre de 1960.


El brutal asesinato de estas hermanas ocurrió bajo un contexto particular, durante la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, de quien eran opositoras.


Las hermanas Mirabal, conocidas como “las Mariposas”, se convirtieron rápidamente en un símbolo en todo el mundo, pero fue hasta 1981 con el Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y el Caribe celebrado en Bogotá (Colombia) donde se asignó al 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres en memoria de ellas.


Esta fecha es un momento de reflexión y concientización sobre las distintas formas de violencias, la desigualdad, la discriminación y los femicidios.

Las cifras de femicidios en Argentina son alarmantes y el número crece mientras el país se paraliza por los casos coronavirus, el aislamiento social y el distanciamiento.


Está confirmado que los confinamientos decretados por la pandemia de COVID-19 han intensificado la violencia en el hogar, de forma que paralelamente al coronavirus, se ha desarrollado otra pandemia que ha afectado tanto a las mujeres como a sus hijos.

Según los últimos registros del Observatorio “Ahora que si nos ven” fueron 265 los femicidios en nuestro país en lo que va del año. Este año particular preocupa, y a pesar que en el país y en la provincia se tomaron medidas para poder frenar estas cifras, sabemos que las violencias se incrementaron al estar muchas mujeres durante este tiempo confinadas en sus casas junto a sus agresores.


Nuestra ciudad no está alejada de esta problemática y muchas mujeres piden ayuda, a veces con miradas y silencios y otras veces con palabras.


Involucrarnos, ayudar, contener y acompañar son tareas esenciales para que ninguna mujer se sienta sola y pueda sentirse respaldada para levantar la voz y poder expresar esos silencios.


Si podemos prevenir la violencia contra la mujer o ayudar a las víctimas estamos contribuyendo a salvaguardar sus derechos, además de ayudar a promover su salud física y mental a lo largo de toda su vida.


En el marco del “DÍA INTERNACIONAL PARA LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER” junto a las compañeras de Mujeres en Acción Machagai pintamos el BANCO ROJO; acción que busca visibilizar, movilizar e invitar a la reflexión a toda la comunidad para no olvidar que muchas mujeres mueren y son víctimas de la violencia de género.


El contexto de la pandemia y por las precauciones que estamos tomando cada una de nosotras debido al aumento de casos de COVID-19 en la localidad, hace que lamentablemente no podamos emplazar el banco rojo como pensábamos hacerlo. Hoy la prioridad es cuidarnos entre todos, para que pronto podamos ubicar el banco en el “Paseo de la Mujer”, frente al Juzgado de Paz, tal como fue proyectado.


Desde cada uno de nuestros espacios debemos sumamos a prevenir las violencias; se deben garantizar políticas públicas que promuevan de forma integral una sociedad donde nuestras mujeres sigan vivas, libres y sin miedo y fomentar entre los hombres nuevas masculinidades que no sean machistas.

La eliminación de la violencia de género es una responsabilidad colectiva, y todos podemos colaborar, ayudar, acompañar y no ser cómplices.